El primer día de la semana es el día más propicio para sufrir accidentes domésticos.

Lunes negros

Mejores Momentos