Los niños madrileños piden menos deberes y exámenes para concejales

Niños madrileños de varios colegios de la ciudad han planteado en el Pleno infantil celebrado en el Palacio de Cibeles desde "fundas de plástico en las paredes para que los graffitis feos se puedan quitar", menos deberes, "pintar las mierdas con sprays de colores para que la gente ensucie menos" o exámenes por los que tendrían que pasar los concejales como medida contra la corrupción.

La alcaldesa, Manuela Carmena, les ha dado la bienvenida a este segundo Pleno infantil, en el que ha estado respaldada por la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, y los concejales de la oposición Beatriz Elorriaga, Ana Domínguez y Antonio Miguel Carmona. Este último les ha relatado un cuento judío, que le contaban a él de pequeño, en el que la moraleja es que lo importante es ser buena persona.

Han sido 61 niños los que han ocupado los escaños de los concejales, 21 niños y 40 niñas, procedentes de colegios de Villaverde, Vallecas, Retiro, Arganzuela y Moratalaz. "A ver si va a ser verdad que el de mañana será un mundo de mujeres", ha exclamado la alcaldesa.

Los niños, como si en un Pleno ordinario se tratara, han pedido desde más barrenderos, mesas en los parques para hacer picnics, que haya paz, alcantarillas más resistentes "para que no haya ratas", bibliotecas en el barrio, más transporte público, que la línea 1 de Metro se corte por tramos, muros para "graffitis bonitos", areneros en los parques para los perros, limpiar por turnos las plantas del barrio o que "la entrada al cole se retrase a las 10 horas".

También han pedido toboganes en los patios de los colegios, una cancha de beisbol, que "haga siempre buen tiempo para ir a las piscinas", que los "cromos del quiosco sean más baratos", pistas de parkour, paint ball y judo, "menos robo y menos violencia en el barrio", que "el cine sea gratis para el que no pueda pagarlo", que los patios de los colegios abran en vacaciones o "camas elásticas para poder volar".

Ha habido chavales que le han pedido espacios socioculturales para su edad y para ello han dado hasta un emplazamiento, el antiguo Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi. También "zonas para que los manteros puedan vender sin ser detenidos" e incluso exámenes para los concejales para asegurarse de tener "políticos honrados y no corruptos".

Mejores Momentos

Más de Ministerio de Justicia