El paro juvenil se convierte en uno de los asuntos de mayor preocupación en la Unión Europea.

El paro juvenil, una “bomba de relojería”