El último informe forense ratifica que los restos óseos son inequívocamente humanos y de niños.

'Caso Ruth y José'

Mejores Momentos