El padre de una exalumna del Valdeluz no denunció cuando se enteró de los abusos

El padre de una exalumna del colegio Valdeluz Agustinos de Madrid ha declarado ante el juez que su hija le comunicó que su profesor de música estaba abusando de ella en 2006 ó 2007, pero que entonces decidió no denunciar los hechos para evitar la "criminalización" de la menor en el proceso judicial.

De esta forma lo ha expresado a los periodistas tras comparecer, a petición de los abogados de las víctimas, ante el titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Madrid, Hermengildo Barrera, que investiga el caso.

Javier R. ha relatado que, a consecuencia de la situación de estrés en la que se encontraba, su hija comenzó a sufrir trastornos alimentarios, por lo que acudieron a un centro de salud de la Comunidad de Madrid, y, cuando la menor le comunicó que había sufrido abusos por parte de su profesor de música, fue derivada al Centro Especializado de Intervención en Abuso Sexual Infantil (Ciasi) de la Comunidad de Madrid.

"Ella en un momento dado me dijo que el profesor la tocaba", ha explicado el padre, quien ha reconocido que, inicialmente, tenía "ganas de partirle la cara" al profesor, pero, después, reaccionó "con sosiego" y llevó a su hija al psicólogo.

Los abusos tuvieron lugar en la academia Melodía Siglo XXI, anexa al colegio, que cuenta con salas acústicamente aisladas, que están apartadas de la zona de la academia, por lo que "es muy fácil tener intimidad", ha subrayado.

Mejores Momentos