Los empleados de basura de Parla se encierran y no cumplen los servicios mínimos

Los empleados de la empresa de limpieza y recogida de basura en Parla, UTE Garbialdi-Sadifer, han comenzado a no cumplir los servicios mínimos marcados por el Ayuntamiento en la huelga que comenzó este lunes y han decidido encerrarse en protesta por los impagos que arrastran ya desde principios de mes.

Según han reconocido desde el comité de empresa, ya en el turno de esta mañana no han salido los servicios mínimos del 41 por ciento de la plantilla, por lo que en los turnos de tarde y noche se espera que tampoco se cumplan esos mínimos del 50 y 75 por ciento respectivamente marcados en la huelga.

200 TRABAJADORES ENCERRADOS

Además en torno a un centenar de trabajadores de los 200 totales han decidido encerrarse en la nave de vehículos y material que tiene la empresa en Parla en protesta por la falta de información y porque "no tenemos ninguna respuesta y nos llevan dando largas desde el día 4", según el representante del comité de empresa César Martínez.

Martínez ha insistido en que han llamado en repetidas ocasiones al consistorio y no les han respondido, por lo que ante el clima de "incertidumbre" han decidido encerrarse porque la situación de impagos hace que algunos empleados tengan "problemas para pagar las hipotecas e incluso la comida".

Por su parte desde los grupos de la oposición de Partido Popular y de Izquierda Unida hablan de "ineptitud" de la alcaldesa, la socialista Beatriz Arceredillo, por no solventar esta situación después de que ya se vivieran doce días de huelga a principios del mes de enero.

Mejores Momentos

Más de Ministerio de Justicia