Más de 20 detenidos tras un registro domiciliario en Navalcarnero, donde varios policías resultaron heridos

La Guardia Civil y Policía Local de Navalcarnero, en una operación conjunta, han detenido a 23 personas como consecuencia de los incidentes producidos el pasado 17 de febrero en el Barrio de la Estación de la localidad de Navalcarnero, en los cuales varios agentes resultaron con lesiones y varios vehículos policiales sufrieron desperfectos.

En la denominada operación Jake, una vez identificados un gran número de personas implicadas en los desórdenes públicos y agresiones, se ha procedido a detener a todas ellas en una operación que ha durado aproximadamente un mes, en las localidades de Navalcarnero y Móstoles.

En los últimos días se han realizado numerosos controles de seguridad en los barrios de la Estación y la Dehesa por parte de los Cuerpos de Seguridad de Navalcarnero.

Según ha informado el Ayuntamiento de Navalcarnero, el pasado 17 de febrero de 2014 se produjeron desórdenes públicos graves en el Barrio de la Estación de Navalcarnero, como consecuencia de un registro domiciliario efectuado por agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

Al finalizar dicho registro "un gran número de personas se abalanzaron sobre los agentes con intención de liberar a los dos detenidos". Un mes después la gran mayoría de ellos han sido identificados y detenidos por la Guardia Civil y Policía Local de Navalcarnero.

En la localidad de Móstoles se han producido diversas detenciones también relacionadas con la misma operación, por parte del Cuerpo Nacional de Policía. "La coordinación entre los diferentes cuerpos de seguridad ha permitido de una manera rápida y eficaz proceder a la totalidad de las detenciones sin apenas altercados", ha destacado el Consistorio.

Mejores Momentos