Un año de bodas y divorcios ante notario: el doble de rupturas que de uniones

Durante el primer año de vida de la Ley de Jurisdicción Voluntaria, casi 2.300 parejas han pasado por las notarías españolas para contraer matrimonio y más de 4.600 para divorciarse, sobre todo en Madrid, Andalucía y Cataluña, según informó el Consejo General del Notariado.

Con la elección del notario como funcionario público encargado de estos procesos, casi 7.000 parejas han descongestionado la Administración de Justicia en asuntos no contenciosos que no exigen la presencia de un juez. Según el Consejo General del Notariado, las parejas que desean divorciarse ante notario deben cumplir una serie de condiciones recogidas en la Ley de Jurisdicción Voluntaria, entre ellas esperar al menos tres meses desde la celebración del matrimonio, que el divorcio o la separación haya sido de mutuo acuerdo y que no existan hijos menores.

Madrid, Cataluña y Andalucía son las comunidades autónomas donde se han celebrado más bodas y divorcios ante notario en este primer año. Madrid ha sido la primera en divorcios (1.100) y la tercera en bodas (462). Por el contrario, Cataluña es la primera en matrimonios (500) y la tercera en divorcios (576). Andalucía, la comunidad más poblada, ha sido la segunda en el ranking tanto en bodas (512) como en divorcios (898).

Aunque la media de divorcios es, en términos generales, el doble que la de matrimonios, en algunas comunidades esta cifra se triplica (Valencia, Galicia y País Vasco), y en otras se cuadriplica y quintuplica. Tales son los casos de Castilla y León (41 bodas, 151 divorcios; Murcia, 54 bodas y 157 divorcios; Baleares, 27 bodas y 105 divorcios; Extremadura, 15 bodas y 57 divorcios, o La Rioja, con 6 bodas y 33 divorcios, cifras muy parecidas a Navarra, también con 6 bodas y 28 divorcios ante notario). Solo Cataluña, con un número parecido de bodas y divorcios (500 y 575, respectivamente) y Aragón (120 matrimonios frente a 98 divorcios) rompen esta tendencia.

Según afirmó el vicepresidente del Consejo General del Notariado, Salvador Torres, "en este primer año de aplicación de la Ley de Jurisdicción Voluntaria ha demostrado su utilidad social, aunque todavía requiere que los ciudadanos cono zcan todos los servicios que incluye y sus ventajas. Pero todavía hay pasos que dar, como conectar telemáticamente las notarías con el Registro Civil, al que los notarios deberíamos poder acceder por esta vía, así como incrementar la colaboración de los órganos colegiales o la creación de un órgano de coordinación entre el Consejo General del Notariado y el Consejo General del Poder Judicial".

Mejores Momentos