El cartel del Tío Pepe vuelve a la Puerta del Sol después de tres años retirado

El célebre anuncio regresa a la Puerta del Sol más joven, más guapo y más delgado tras la profunda remodelación a la que fue sometido desde noviembre del año pasado antes de estrenar su nueva ubicación.

La llegada del cartel y su instalación tuvo lugar pasadas la medianoche de este lunes, como explicó la propiedad del cartel, la empresa González Byass. El luminoso vuelve ahora a lucir en el corazón de Madrid pero dejando el Hotel París, futura sede de Apple, para trasladarse al número 11 de la Puerta del Sol, en la esquina de Preciados y frente a la Real Casa de Correos.

El cartel del Tío Pepe se instaló en los años 50 y con el tiempo se ha convertido en todo un símbolo turístico de Madrid, como ocurre con el cartel de la marca Schweppes en Gran Vía. Fue uno de los pocos carteles publicitarios que se salvó de la criba realizada por el Ayuntamiento con la ordenanza de Publicidad Exterior, que desde febrero de 2009 prohibía este tipo de anuncios en las azoteas y fachadas de la capital.

Así, el famoso 'Sol de Andalucía' podrá continuar mirando pasar la vida desde su privilegiada ubicación, donde fue instalado en 1935 para conmemorar el primer centenario de la bodega. El cartel es uno de los iconos más famosos del país y actualmente es el único neón que queda en el kilómetro 0 de la capital.

Fue diseñado por Luis Pérez Solero para las González Byass en homenaje al tío del fundador de la compañía y la clave de su éxito estuvo en la simpleza del concepto: una botella de Jerez con una chaquetilla, sombrero cordobés y una guitarra.

Mejores Momentos