Inquietud en Alcalá entre los trabajadores de Fiesta, fabricante de caramelos Kojak, por la venta de la empresa

Los trabajadores de Fiesta -fabricante de los míticos caramelos de palo rellenos de chicle, Kojak- han agradecido las muestras de "cariño" y "agradecimiento" que han recibido a través de las redes sociales, donde miles de consumidores han mostrado su preocupación ante la noticia de la liquidación de la compañía al no poder cumplir ésta el convenio de acreedores.

Así lo han manifestado los empleados de la empresa de caramelos a través de un comunicado conjunto los representantes de los trabajadores, tanto el Comité de Empresa de Alcalá de Henares (sede de la compañía) como sus secciones sindicales, así como las federaciones sindicales, la administración concursal y el personal directivo.

En el mismo, aclaran que, aunque la compañía atraviesa una "grave situación", está actualmente en "plena normalidad operativa" y que "todas las partes involucradas" trabajan "en la mejora de su actual posición económico-financiera para garantizar su viabilidad a largo plazo y posibilitar la venta de la unidad productiva en las mejores condiciones posibles".

"Para poder obtener esta mejora, se están realizando los cambios necesarios a nivel de gestión para poder obtener un plan de futuro, modernizando y actualizando las diferentes áreas de negocio, desechando actividades poco rentables e invirtiendo y potenciando actividades económicas y nuevos mercados que posibiliten tener un plan de futuro", han añadido.

En este sentido, han subrayado que las reacciones de los consumidores, que llegaron a colocar el nombre de sus caramelos y la marca como "trending topics" en Twitter -#Fiesta y #Kojak estuvieron en las primeras posiciones durante todo el día- "animan a seguir trabajando".

"Demuestran que tenemos unos productos de calidad y una marca arraigada en nuestro mercado, lo que sin duda son activos que nos ayudarán a superar estos momentos de crisis y a buscar un futuro mejor", han remarcado.