HETA escenifica ante los verificadores la inutilización de parte de su arsenal

La organización terrorista ETA ha anunciado que deja "fuera de uso operativo" parte su armamento, según ha comunicado hoy en una comparecencia pública en Bilbao el portavoz de la denominada Comisión Internacional de Verificación (CIV), Ram Manikkalingam.

En un acto celebrado en un hotel de la capital vizcaína donde aguardaba más de un centenar de periodistas de diferentes países desde primera hora de la mañana, los responsables del llamado grupo de verificadores han dado lectura a un comunicado en inglés y castellano en un acto que ha durado unos quince minutos.

En dicho texto, se asegura que la comisión ha comprobado que la banda emprendió un "proceso de sellado y de puesta fuera de uso operativo de las armas, munición y explosivos" el pasado enero y que este hecho se grabó en vídeo.

Según han interpretado los "verificadores", éste puede ser el primer paso del desarme total de ETA.

Manikkalingam ha comparecido junto a los miembros de la comisión Fleur Ravensbergen, Aracelly Santana, Chris Maccabe y Ronnie Kasrils y ha recordado que el grupo se creó para verificar el alto el fuego anunciado por ETA en 2011 y corroborar su final definitivo.

Según ha explicado, en su última visita al País Vasco hace un año, la comisión "constató" que el proceso había avanzado y animó a los "actores implicados" a dar pasos que "incrementaran la confianza" en su desarrollo.

En abril de 2013, ha relatado, "ETA solicitó de manera confidencial a la CIV que incluyera en su mandato la verificación de un proceso unilateral de sellado y puesta fuera de uso operativo" de su armamento.

En septiembre, la banda transmitió a la comisión que "estaba dispuesta a dar el primer paso" de ese proceso.

En enero de este año, continúa la declaración, "la Comisión ha verificado que ETA ha precintado "una cantidad determinada de armas, munición y explosivos", detalladas en un listado, y que ese hecho fue grabado en un vídeo.

Los verificadores han expresado ante los medios su "confianza" en que este paso "es creíble y significativo".

"Desde nuestra experiencia en otros procesos, inventariar y poner fuera de uso operativo" el armamento, "es un paso necesario previo al desarme completo", han manifestado al tiempo que han confiando en que ese momento llegue "con el apoyo de todos los actores políticos y sociales".

Finalmente, la denominada Comisión Internacional de Verificación ha anunciado su intención de seguir "trabajando con determinación e imparcialidad en aras de una paz duradera".

Mejores Momentos