La Guardia Civil detiene a los integrantes de un grupo vinculado a movimientos de extrema derecha

La Guardia Civil ha detenido a siete personas, cuatro de ellas menores de edad, al desmantelar un grupo vinculado ideológicamente con el movimiento antisistema de extrema derecha, de los cuales dos han ingresado ya en prisión pues se les atribuye los comportamientos más violentos y el liderazgo del grupo.

Según ha informado el Instituto Armado en un comunicado, a todos los integrantes de este grupo se les imputan delitos Contra el ejercicio de los Derechos Fundamentales y Libertades Públicas, Pertenencia a Grupo Criminal, Amenazas graves y Falta de lesiones, dado que se les acusa de una agresión a dos personas en Griñón por su apariencia estética.

Agentes pertenecientes al Grupo de Información de la Comandancia han logrado desmantelar el grupo en una investigación que tuvo su origen a principios de este mes, tras tener conocimiento los expertos en Bandas de este altercado, al pertenecer los agredidos a un grupo social distinto al de los detenidos.

De forma inmediata se puso en marcha el oportuno dispositivo de investigación, siendo realizadas las primeras gestiones de los agentes de Griñón, quienes pudieron reunir los primeros indicios de que dicha agresión podría haber sido cometida por personas del entorno de la extrema derecha, pasando las actuaciones al personal especialista del Grupo de Información de la Comandancia, quienes prosiguieron con las gestiones, logrando testimonios que les llevaron hasta el grupo ahora desmantelado.

Mejores Momentos