La Guardia Civil cree que fue la madre quien mató a Asunta y el marido lo encubrió

La exhaustiva investigación de la Guardia Civil, dirigida por el juez José Antonio Vázquez Taín, se centra en que la abogada Rosario Porto mató a su hija, Asunta, por causas que aún deben ser aclaradas; se lo contó a su exmarido con el que, según algunas fuentes, había retomado la relación, y éste decidió encubrirla.

Quienes conocen a la pareja señalan que ella ejerce una profunda y casi "enfermiza" influencia en el periodista. A ambos se les imputa un delito de homicidio, a falta de su declaración ante el juez prevista para el viernes, después de la cual Taín concretará la participación de cada uno en el crimen, una vez recabadas todas las pruebas.

FUE SEDADA Y ASFIXIADA

Las investigaciones, a las que ya se han incorporado los análisis toxicológicos demuestran que a Asunta se le suministró un medicamento, según fuentes próximas al caso.

Los análisis de orina confirman que fue drogada y que el criminal buscó la manera de reducirla para que no opusiese resistencia mientras le tapaba las vías respiratorias con el fin de dejarla sin aire.

El juez ha ordenado el arresto del padre de la niña de 12 años que, tras ser sedada con un medicamento y asfixiada, fue hallada muerta la madrugada del domingo en una pista forestal del municipio coruñés de Teo, mientras que su ex mujer y madre de la cría se encuentra detenida desde el martes.

Mejores Momentos