El Gobierno impugna al TC la declaración soberanista catalana. Mantiene la mano tendida hacia el presidente Artur Mas.

Mantiene el diálogo

Mejores Momentos