La DGT busca con una nueva campaña bajar al 1% de positivos por alcohol al volante, que ahora está en el 1,7%

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha iniciado una campaña de una semana por la que se incrementarán los controles de vigilancia de consumo de alcohol y drogas al volante. Esta iniciativa entra dentro de las intenciones del organismo de llegar al 1 por ciento de positivos por alcohol al volante antes de 2020, un porcentaje que en 2013 estaba en el 1,7 por ciento.

El departamento que dirige María Seguí ha defendido el factor positivo de estos controles preventivos en el cambio de comportamientos de los ciudadanos sobre esta materia. Así, ha recordado que los positivos en controles preventivos de alcoholemia han descendido del 5 por ciento en 2001 al 1,7 por ciento de 2013.

Esta bajada se ha visto reflejada este lunes durante el acto de presentación de la campaña, después de que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) hayan detenido al azar a un total de 57 conductores y todos ellos hayan dado negativo.

Aún así, desde la DGT han mostrado su preocupación por los datos registrados en 2014, que determinan que cuatro de cada diez conductores fallecidos en dicho año en accidente de tráfico presentaron resultados positivos en sangre a drogas y/o alcohol y/o psicofármacos, según consta en la memoria del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses.

Durante los siete días de duración de la campaña, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC), incrementarán los controles preventivos de alcohol y drogas entre los conductores, en cualquier carretera y a cualquier hora. Como suele ser habitual, se ha invitado a las policías locales y autonómicas a sumarse a la campaña, de modo que se traslade a los distintos usuarios de la vía el mensaje de tolerancia cero de alcohol/drogas y conducción, independientemente de la vía por la que se circule.

Mejores Momentos