La Comunidad y los alcaldes de Coslada y Madrid firman el acuerdo para la Cañada Real, que Rivas no suscribe

El concejal de Urbanismo de Rivas, Fausto Fernández, ha opinado este miércoles que el acuerdo que ha impulsado el Gobierno regional en la Cañada Real deja "demasiados cabos sueltos" y que no es más que "un escaparate político de cara a las elecciones europeas de mayo y las municipales y autonómicas de 2015".

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, acompañado del consejero de Asuntos Sociales, Jesús Fermosel, ha convocado este miércoles a los alcaldes de Madrid, Ana Botella; Coslada, Raúl López; y Rivas Vaciamadrid, José Masa, a la firma del acuerdo marco social que mejorará las condiciones y necesidades de la Cañada Real Galiana.

El Consistorio de Rivas ha decidido no firmar el documento al explicar que ha sido "impuesto" por la Comunidad de Madrid. Fausto Fernández ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que un acuerdo como el de estas características debería contar con la colaboración de todos los ayuntamientos, especialmente el de Rivas, al estar "en el epicentro del problema".

"Espero que se pueda modificar el acuerdo, aunque esté firmado, para darle viabilidad", ha apostillado. Sobre los realojos, el edil ha recordado que siempre ha sido una competencia regional pero en la que es esencial la participación de los ayuntamientos "como colaboradores necesarios".

Lo que hay, en su opinión, son "muchos hilos sueltos". "No firmamos porque no se dan las condiciones, porque no garantiza un espacio socialmente equilibrado a futuro", ha señalado después de añadir que hay que realojar "a mucha gente fuera de ese espacio".

Mejores Momentos