Cientos de personas han visitado la capilla ardiente de Adolfo Suárez en el Congreso

Cientos de personas han visitado la capilla ardiente con los restos mortales del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez en el Congresod e los Diputados.

Los primeros ciudadanos que han entrado en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo llevaban haciendo cola desde las cinco y media de la madrugada. Público de todas las edades ha querido acercarse al Congreso a rendir tributo al primer presidente de la Transición y muchos de los más mayores se santiguan ante el féretro del expresidente, que está cubierto con la bandera de España.

Los asistentes a la capilla ardiente acceden al Palacio de la Carrera de San Jerónimo por la Puerta de Leones, y apenas tienen tiempo de pararse un segundo ante el féretro. La cola transcurre por varias de las calles que hay detrás del Congreso y en ella se congregan ya cientos de personas.

La familia y varios diputados permanecen en los asientos que rodean el féretro en el Salón de Pasos Perdidos y está custodiado por un retén de honores de las Fuerzas Armadas. Detrás, un gran crucifijo y la Bandera de España. A un lado, las coronas de parte de los Reyes y de los Príncipes de Asturias. Al otro, la enviada por el presidente Mariano Rajoy y su esposa Elvira Fernández, y la del presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada.

Mejores Momentos