Botella quiere escudarse en el Bien de Interés Cultural de Sol para reducir las protestas

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha propuesto reducir el número de manifestaciones que se autorizan en la Puerta del Sol acogiéndose a la circunstancia de que esta plaza es Bien de Interés Cultural (BIC).

En declaraciones en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal de su gobierno, la alcaldesa ha recordado que este argumento se utiliza para no autorizar manifestaciones en la plaza Mayor y, de hecho, no se ha celebrado ninguna en este lugar desde hace al menos seis años, como ha destacado el portavoz municipal, Enrique Núñez.

Tanto la alcaldesa como Núñez han subrayado que con este argumento puesto encima de la mesa como una "vía" o "posibilidad" por la alcaldesa no se trata de prohibir las manifestaciones en Sol sino de "moderar", "modular" o "esponjar" el número de protestas que se concentran en este espacio.

Uno de los ejemplos que han puesto en relación con la no prohibición total de las manifestaciones en esta plaza es el primero de mayo, ya que los sindicatos acaban cada año su marcha en la Puerta del Sol y nadie ha pensado en impedirlo.

Mejores Momentos