El Ayuntamiento de Madrid ingresó el pasado año casi 138 millones de euros defraudado del impuesto de obras y de la plusvalía.

Lucha contra el fraude

Mejores Momentos