Alcobendas multará a los que entren a ciertas horas a La Moraleja sin ser vecinos

El Ayuntamiento de Alcobendas pondrá en marcha un sistema para mejorar las condiciones del tráfico en el Distrito Urbanizaciones, donde se encuentra la lujosa zona de La Moraleja, que pasa por multar a aquellos vehículos que no sean de vecinos de la localidad o que no estén autorizados y que atraviesen la urbanización.

El sistema se implantará a partir del 4 de noviembre, los días laborables lectivos, entre las 7.30 y las 9.30 horas, en el acceso al Paseo del Conde de los Gaitanes desde la M-12 (carretera de Barajas). "El objetivo del mismo es evitar que se use esta vía residencial como atajo para acceder a la A-1 en las horas punta de la mañana", han apuntado fuentes municipales.

El control de paso de los vehículos por esta vía lo realizará la Policía Local con medios telemáticos de lectura de matrículas, permitiendo el paso únicamente a los que estén debidamente autorizados.

Estos son los incluidos en el IVTM en Alcobendas, los destinados a colegios de la urbanización La Moraleja, previamente dados de alta en el sistema, vehículos de dos ruedas, autobuses, taxis, de asistencia sanitaria, emergencias y de seguridad. Los no autorizados que accedan a esta vía podrán ser denunciados y sancionados con multa de 80 euros.

Para obtener la autorización, los propietarios de vehículos incluidos en el IVTM de Alcobendas no tiene que hacer ningún trámite; los que tengan por destino los colegios de la urbanización, han de tramitarlo a través de la dirección del centro; y los residentes con vehículos de renting o de empresa han de realizar la solicitud a través del formulario que se habilitará la semana que viene en la plataforma SICAM en www.alcobendas.org.

La entrada a La Moraleja se puede realizar por otros accesos alternativos. En concreto, desde Arroyo de la Vega, por las calles Camino Ancho, Nardo, Caléndula o Salvia; desde la A-1 y carretera de Fuencarral, por las calles Caléndula y Yuca; y desde El Encinar de los Reyes, por el Paseo de los Parques.

"La puesta en marcha de este sistema de control del tráfico en el Distrito Urbanizaciones viene determinada por la transformación que han experimentado en los últimos años las urbanizaciones de La Moraleja, El Soto de La Moraleja, El Encinar de los Reyes y Arroyo de la Vega", ha indicado el Ayuntamiento.

En este sentido, ha explicado que algunos viales de este distrito han dejado de ser calles residenciales, "convirtiéndose en vía de paso de un tráfico foráneo, no deseado, que perjudica gravemente la movilidad y la seguridad vial de vecinos y escolares".

Mejores Momentos