La enfermedad de Raphael, uno de sus peores momentos

La enfermedad de Raphael, uno de sus peores momentos

Otro de los momentos clave en la vida del artista fue cuando tuvo que pasar por quirófano. Raphael se somete a un trasplante de hígado en abril de 2003. Para Raphael fue un renacer. “Su voz después de la operación es mejor que nunca, la vida le dio otra oportunidad”, señala Terelu Campos. “Sin duda, la vida le dio un toque de atención” concluye.

En 2003 los médicos le diagnostican una insuficiencia hepática terminal. Necesitaba un trasplante urgente. Raphael es trasplantado en el Hospital 12 de Octubre. Una operación que resultó ser todo un éxito. “Llegó a pensar que podía morir, pero volvió en tiempo récord, y se ha recuperado como un atleta”, señala Ángel Antonio Herrera en ‘Huellas de Elefante’.

“En un homenaje que recibió Raphael en Castilla La Mancha, había una persona que acudió a saludar al artista. Esta persona había recibido un trasplante de corazón. Ese nuevo corazón y el hígado que había recibido Raphael venían del mismo donante, un donante anónimo”, cuenta Ángel, algo que emocionó al artista.

Ángel A. Herrera: Raphael conoció al receptor del corazón del mismo donante de su hígado"

Años después el artista reconoció que la hepatitis que sufrió fue debido al alcohol, una etapa que superó y en la que el artista, y los que más le conocen, aseguran que volvió a nacer.