Carmen Martínez-Bordiú y Alfonso de Borbón: una historia sin final feliz

Carmen Martínez-Bordiú y Alfonso de Borbón: una historia sin final feliz

El primer novio de Carmen Martínez-Bordiú fue Jaime de Rivera. Las revistas del momento mostraban imágenes de la feliz pareja, aunque el joven no convencía al padre de Carmen porque decía que no hacía nada. Meses más tarde saltaban los rumores: “Carmen Martínez Bordiú y Alfonso de Borbón ¿Boda en primavera? En ningún momento se habla de la ruptura entre Carmen y Jaime de Rivera. En Huellas de Elefante hemos visto como cualquier rastro de este romance desaparece.

Alfonso de Borbón es primo de Juan Carlos I. La joven y el embajador comienzan su romance y poco después se comprometen. La nieta de Franco tiene 20 años y su futuro esposo 35. A pesar de las especulaciones que se han hecho siempre sobre un matrimonio pactado, Carmen siempre ha defendido que este matrimonio fue su particular forma de salir de una casa en la que cada vez se sentía más controlada y menos libre. Solo el Duque de Cádiz manifestó siempre haberse casado enamorado.

Para Carmen este matrimonio fue una forma de salir de su casa

El 8 de marzo de 1972 Alfonso de Borbón y la nieta de Franco se dan el sí quiero. Un acontecimiento único a la que acuden numerosos rostros importantes de la nobleza de todo el mundo. Después de la gran boda, siguió una luna de miel alrededor del mundo, dos hijos y la incertidumbre si Franco había cambiado de opinión nombrando a Don Juan Carlos sucesor.