“No me puedo retirar porque tengo que pagar a Hacienda”

“No me puedo retirar porque tengo que pagar a Hacienda”

En julio de 1993 una famosa revista sorprende con el siguiente titular: ‘Concha Velasco, a un paso de la ruina’. La revista explica que con la obra teatral ‘La Truhana’, cuya promotora era ella y director general su marido, el matrimonio ha tenido unas pérdidas de 120 millones de pesetas. Además, la empresa del teatro Calderón les reclama judicialmente otros ‘44 millones de pesetas en concepto de daños y perjuicios’, porque Concha retiró la obra de la cartelera antes de lo previsto en el contrato. Finalmente, la actriz gana el pleito. Pero las deudas no paran de crecer. Y Concha tiene que hipotecar su nueva casa de La Moraleja, Madrid, en una propiedad de 2500 metros cuadrados.

En tres años la televisión se convierte en su salvación económica grabando programas y especiales para varias cadenas. Las deudas aumentan, la hipoteca de la Moraleja crece imparable, la bola de nieve es ya una situación infernal y el sueldo de Concha ya no basta para tapar tanto desastre.

José Manuel Parada: “Concha Velasco es una auténtica luchadora”

En más de una ocasión Concha Velasco ha asegurado que no se podía retirar porque todavía tenía que pagar sus deudas. Paloma G. Pelayo ha señalado en ‘Huellas de Elefante’ “Ella ahora no necesita tantas cosas como antes, y coge lo que la interesa y la apetece”.