Concha se aleja del cine que exige a la mujer destaparse

Concha se aleja del cine que exige a la mujer destaparse

Además de los cambios políticos, al país llegan nuevos aires en las pantallas. Los actores, y sobre todo las actrices, comienzan a quitarse la ropa. Concha Velasco también lo hace en la película ‘Yo soy fulana de tal’ con un objetivo: reivindicar el desnudo femenino libre.

A pesar de sentirse cómoda durante la grabación, con los años Concha Velasco reconoce haber sido utilizada por una industria que buscaba hacer caja a base explotar la imagen de las mujeres. Tiempo después, se atrevería a hacer esta denuncia pública en el programa ‘Su turno’ de Jesús Hermida.

Terelu Campos señala en el programa: “Concha Velasco tiene muy claro que ella pudo escapar de ese cine, pero otras compañeras no.” Lo cierto es que en ese momento todos los guiones exigían desnudos por parte de las actrices.

Concha Velasco reconoce haber sido utilizada por la industria del cine

Aconsejada por su nuevo representante Damián Rabal, hermano de Paco Rabal, la artista se aleja de un cine que comienza a “destaparse” y a reducir a sus actrices a meros objetos de deseo. El país vive los últimos años del franquismo y el “destape” en el cine español es una muestra más de que las cosas están cambiando.