El índice de confianza de los consumidores madrileños sube cuatro puntos.

Se sitúa en el 24,5%