Un estudio del CSIC concluye que la música es cada vez más predecible y con menor variedad de timbres.

El CSIC ha analizado medio millón de canciones compuestas desde 1955 hasta 2010 y concluye que la música actual es cada vez más predecible, tiene menor variedad de tiembres que la de hace algunos años y tiende a interpretarse con los mismos instrumentos. El estudio se ha publicado en la revista Scientific Reports.

Mejores Momentos