Este viernes quedará visto para sentencia el juicio del Madrid Arena

Tras cuatro meses de intensas sesiones en las que nadie ha asumido su grado de responsabilidad en la muerte de cinco jóvenes en una fiesta de Haloween, el juicio por la tragedia del Madrid Arena llega hoy a su recta final. Este viernes quedará visto para sentencia. Lo hará después de que se escuche de nuevo a los acusados.

La conclusión vendrá con el turno a la última palabra de los acusados. Muchos no harán uso de este derecho. Sí lo hará Flores, quien defenderá de nuevo su inocencia. Hay 15 acusados en el banquillo. Los responsables de la enfermería, el doctor Simón Viñals y su hijo Carlos, culpan a Flores de las limitaciones del botiquín.

A los Viñals se les acusa de dar por muertas a dos de las víctimas cuando estaban en parada cardiorrespiratoria. Se trata de una afirmación de la fiscal, que su abogado tacha de injustas, ya que existen evidencias que muestran lo contrario.

En las últimas horas, también ha expuesto su informe el letrado que defiende a los dueños de Kontrol 34, la empresa que cedió a Flores para esa noche a varios empleados para trabajar como controladores de acceso. El abogado Oscar Zein ha dicho que Carlos Manzanares y Emilio Belliard, socios de la empresa de seguridad, estuvieron, dice, presentes en el evento, aunque a título personal.

El juicio por la tragedia queda hoy visto para sentencia. Todo, tras cuatro meses de intensas sesiones en las que nadie ha asumido su grado de responsabilidad en la muerte de cinco jóvenes por una avalancha mortal.

Mejores Momentos