El número de víctimas mortales por incendio y explosión en el hogar ha aumentado en los últimos años

El número de víctimas mortales por incendio y explosión en el hogar ha aumentado en los últimos años. En 2014, 162 personas perdieron la vida por esta causa, un 30% más que en el año anterior. Así se desprende de un estudio de la Fundación Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos

Aumento significativo y eso a pesar de que los bomberos tuvieron menos intervenciones. La mayoría fueron en viviendas. El salón es el lugar en el que más incendios se originan, seguido de los dormitorios y la cocina. Entre las causas más frecuentes los descuidos con aparatos de calor, los incidentes de tipo eléctrico; y el cigarrillo.

Por comunidades, Madrid mantiene su cifra de fallecidos en 13. Estadística favorable que podría reducirse aún más con la simple instalación de un detector de humo. Una inversión de entre 10 y 20 euros que salva vidas. Ignacio García, de la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos

Aunque la estadísitica es favorable para Madrid desde la Comunidad no se baja la guardia y se vuelve a lanzar la campaña Este invierno protege tu hogar. Los mayores y los niños son los colectivos más vulnerables al fuego y saber actuar a tiempo es fundamental. Además de avisar al 112.

Los expertos también alertan de los materiales con los que se están construyendo las nuevas casas, materiales que, en muchos casos, aceleran la evolución de las llamas.

Mejores Momentos