Los titulares de preferentes de bancos rescatados deberán asumir pérdidas.

Futuro incierto de las preferentes

Mejores Momentos