El sacerdote español Miguel Pajares sigue débil a la espera de los resultados del ébola

El religioso español Miguel Pajares, de 75 años, permanece aislado en un hospital de Liberia "con fiebre, sin apetito y muy débil" a la espera de los resultados que confirmen si ha sido infectado por el virus del Ébola, han señalado fuentes de Juan Ciudad ONGD.

Además, han descartado que la hermana Juliana Bohi, de origen guineano y con pasaporte español, presente los síntomas característicos del ébola, tal y como se informó ayer, dado que su estado ha mejorado.

Por el contrario, la religiosa congoleña Chantal Pascaline presenta los mismos síntomas que Miguel Pajares y también está a la espera de los resultados del test del ébola que les practicaron ayer y que, previsiblemente, se conocerán a lo largo de la mañana.

En el hospital San José de Monrovia (Liberia) -que permanece cerrado- se encuentran aislados, tras la muerte por ébola del director del centro sanitario, cinco religiosos.

Además de los dos españoles, están aislados otro religioso, dos hermanas misioneras de la Inmaculada Concepción africanas y el administrador del hospital de nacionalidad ghanesa.

La organización de cooperación internacional pertenece a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios confirmó el fallecimiento del director del Hospital, el hermano Patrick Nshamdze, a causa del virus del ébola, tras dos semanas de lucha contra la enfermedad. EFE

Mejores Momentos