El presunto asesino de familia de Pioz es un sobrino "violento e inestable"

La persona en busca y captura por los asesinatos del matrimonio brasileño y sus dos hijos en Pioz (Guadalajara) es el sobrino del hombre, una persona "violenta" y "emocionalmente inestable" que había convivido en Madrid con la familia, han informado fuentes próximas a la investigación.

Los investigadores pusieron desde el primer momento el foco en este hombre y tres días después del hallazgo de los cadáveres el 18 de septiembre ya comunicó al titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Guadalajara que podría tratarse del autor del cuádruple crimen.

El juez dictó el 22 de septiembre auto de prisión y una orden de detención europea e internacional contra el supuesto autor, que dejó la vivienda de la familia prácticamente vacía de enseres personales y limpia, previsiblemente con intención de llevarse los cadáveres para que pareciera una desaparición, un plan que por algún motivo no pudo llevar a cabo.

Un hombre con problemas emocionales que pudo perpetrar los asesinatos por un móvil personal que los investigadores de la Guardia Civil de Guadalajara y de la Unidad Central Operativa (UCO) de este cuerpo, que se han hecho cargo de las pesquisas, intentan aclarar. Durante una noche el supuesto asesino quitó la vida de los cuatro, cortó por la mitad los cuerpos del matrimonio y dejó intactos los cadáveres de los dos niños, de cuatro y un año.

Tras el cuádruple crimen, metió los cuerpos en varias bolsas, que fueron halladas después de que un vecino alertara sobre el mal olor en las inmediaciones del chalé, situado en la calle Los Sauces de una urbanización de Pioz. El supuesto autor tuvo mucho cuidado de limpiar la casa para no dejar rastro y de desprenderse de ropas y otros artículos de las víctimas. Algo falló en su plan, porque todo parece indicar que pretendía hacer desaparecer los cadáveres u ocultarlos fuera de la casa, pero no le dio tiempo.

SE ENCONTRARÍA EN BRASIL

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en unas declaraciones en el pasillo del Congreso de los Diputados ha descartado que el móvil fuera un ajuste de cuentas por narcotráfico y ha señalado que el paradero del presunto homicida se sitúa en su país de origen, Brasil, y está pendiente de detención porque huyó de España a ese país a los tres días de hallarse los cadáveres, un día antes de que se expidiera la orden internacional de arresto.

La Guardia Civil, que desde el primer momento tuvo al sobrino como sospechoso, tiene previsto ofrecer este miércoles más detalles en Guadalajara, aunque Fernández Díaz no ha dejado pasar la oportunidad de poner en valor la "profesionalidad" de las Fuerzas de Seguridad ante un caso que ha "conmocionado" a la ciudadanía española.

De momento, lo que sí ha adelantado el titular de Interior es que el sobrino, que cumplirá 20 años el próximo mes de noviembre, tiene antecedentes violentos en Brasil y que durante su estancia en España había estado conviviendo "varios meses" con sus tíos y sobrinos.

Además, ha explicado que, tras cometer el cuádruple asesinato, el supuesto autor permaneció toda la noche junto a los cadáveres, según los datos de los que dispone la Guardia Civil, y que, tras saltar a la luz la noticia de los hechos, decidió adelantar al 19 de septiembre el viaje que tenía previsto realizar a Brasil el 16 de noviembre.

Ante su salida del país, la Guardia Civil expidió el pasado 22 de septiembre una orden internacional de detención, que amplió este lunes con más datos. "El crimen estaría ya esclarecido. Ahora estamos pendientes de la localización y detención por parte de la Policía brasileña", ha apuntado.

Mejores Momentos