Una original campaña 'caza' a los graffiteros incívicos de Brunete para que limpien sus pintadas

El Ayuntamiento de Brunete ha realizado una 'original' campaña para erradicar la proliferación de graffitis en lugares indebidos al crear un 'concurso' que permitía localizar a los que realizaron pintadas en lugares indebidos y perdonarles la multa de 300 euros si limpiaban la zona y reproducían de nuevo en un espacio habilitado su obra para disfrute de los vecinos.

s no autorizados, que afectaba tanto a la imagen como al erario público, organizó un concurso dirigido sólo a los graffiteros de la localidad en el que se les ofrecía la posibilidad de ser elegidos para que sus trabajos fueran parte del primer 'Monumento a la Libertad de Expresión' de Brunete.

Con ello, optaban a un premio de 300 euros y "el honor de que su obra quedara inmortalizada en un lugar destacado de la ciudad", un recurso que permitió "cazar" a los graffiteros que realizaron las pintadas en lugares no habilitados dado que se pedía como requisito que "mostraran fotos de sus pintadas".

Fue justamente a través de ellas como se pudo seleccionar para el proyecto a los jóvenes que mostraron sus pintadas en lugares "inadecuados y perfectamente reconocibles". Una vez identificados, elpaso siguiente fue "invitarles a borrarlos" para que se les perdonasen los 300 euros de la multa mínima para actos de esta índole.

Mejores Momentos