La concentración más multitudinaria se producía a las puertas de los juzgados de la Plaza de Castilla. El paro era cifrado por

Togas caídas

Mejores Momentos