Unos 66.000 alumnos de la Comunidad de Madrid se examinan hoy y mañana de la prueba final de sexto de Primaria

Unos 66.000 alumnos de la Comunidad de Madrid se examinan de la prueba final de sexto de Primaria que, según fija la Lomce, será corregida por profesores externos a los centros para garantizar la objetividad, y que ha suscitado numerosas críticas.

El Ministerio de Educación defiende la necesidad de esta prueba de carácter diagnóstico, cuya nota no condiciona el paso del alumno a la ESO, con el argumento de que es la tendencia mayoritaria en los países de la OCDE y que sus resultados señalarán los objetivos comunes a cumplir en el sistema educativo español.

Los críticos a esta evaluación, que denominan "reválida", son la mayoría de los partidos de la oposición, los sindicatos y asociaciones de docentes y padres. Aducen que provoca "estrés" al alumnado y supone una "falta de confianza" hacia los profesores que les dan clase.

De momento, CCOO de Madrid ya ha anunciado que se suma a la denuncia del sindicato a nivel estatal contra los cuestionarios de contexto y los indicadores comunes de centro para la prueba final de Primaria.

Mejores Momentos