La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, quiere pasar página de polémicas y abrir capítulo de trabajo

En las redes sociales publicaba ayer una foto suya desde el despacho de Cibeles en la que escribía "Estamos trabajando y deseando contaros frutos de nuestras primeras gestiones. El cambio lleva su tiempo". Unas gestiones, que la alcaldesa ya ha dado a conocer. Carmena ha conseguido prorrogar durante tres semanas el primer desahucio desde la toma de posesión del nuevo Gobierno local, también ha propuesto, que sean cooperativas de madres y padres las que se encarguen del servicio de limpieza en los colegios e institutos madrileños.

Que las propias madres limpien los colegios e institutos donde estudian sus hijos. Es una de las posiblidades que Manuela Carmena está barajando para sustituir a las empresas privadas. Madres de alumnos organizadas en cooperativas, que harán el trabajo mejor porque se implicarán más que los o las trabajadoras de los contratos integrales del Ayuntamiento de Madrid:

El cambio para Madrid lleva tiempo, dice Carmena, pero hay asuntos urgentes. Se han centrado en los desahuicios y en los aportes alimentarios para niños. También van a estudiar cómo garantizar los suministros como luz, agua y gas a los madrileños que no puedan pagarlo. Eso sí, no será ya...lo dejarán para la llegada del invierno. Pero era una de las medidas que se incluían en el programa electoral. Sin embargo, asegura la regidora, no todas las propuestas son de obligado cumplimiento...por ejemplo, la creación de un banco público municipal:

Lo importante es que las medidas que se pongan en marcha se ajusten a los objetivos prioritarios de igualdad, anticorrupción y transparencia. El equipo de gobierno de Ahora Madrid también está estudiando los alquileres que se pagan por los edificios en los que hay oficinas municipales y ver posibilidades de rentabilizar mejor los propios.

Mejores Momentos