El Rey anima en la Pascua Militar a las fuerzas armadas a administrar los recursos de manera eficaz

Primera Pascua militar presidida por el Rey Felipe VI en la que se ha recuperado tradiciones suprimidas en los últimos años debido al estado de salud de Don Juan Carlos. De nuevo hemos visto pasar revista a la tropa en la plaza de la Armeria y también el besamanos. En su discurso, el Rey ha agradecido la dedicación y el compromiso de todos los militares.

Felipe VI se ha estrenado en la Pascua Militar recuperando el formato de los últimos años que se había visto reducido por el estasdo de salud de su padre. Así, el monarca ha vuelto a pasar revista a la tropa en la Plaza de la Armería y ha saludado a los dos centenares de invitados que se han dado cita en el Palacio de Oriente.

En este solemne acto castrense, ha estado acompañado por la Reina Letizia y ambos han recibido en el salón del Trono a militares y miembros de las Fuerzas Armadas que han recibido de manos del monarca las 19 condecoraciones de la que se han hecho acreedores durante el año 2014.

El Monarca ha resaltado el valor de unas fuerzas armadas modernas y equilibradas que gozan del reconocimiento no solo de los españoles sino también de socios y aliados. Felipe Sexto ha señalado que es preciso seguir adaptando y preparando a las unidades a los nuevos escenarios ante amenazas no predecibles que pueden trascender del tradicional escenario físico a otros más complejos como el ciberespacio.

El Rey ha rendido además homenaje a su padre, el Rey Juan carlos, del que ha resaltado también su compromiso con las Fuerzas Armadas. Previamente, el ministro de Defensa Pedro Morenés destacaba que los tres ejércitos y la guardia civil han mantenido su operatividad durante la crisis económica y ha defendido que requieren una inversión acorde a los nuevos tiempos.

En la ceremonia estuvieron presentes el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, representantes de las instituciones, el jefe del estado Mayor de la Defensa y mandos militares de la Guardia Civil.

Al térmio del acto los Reyes ofrecían a los invitados un coctel en los salones del Palacio Real.

Mejores Momentos