Rajoy adelanta que el viernes hará nuevas reformas y defiende el alza de impuestos.

"Voy a intentar explicar cómo lo veo". Con esta promesa inició Mariano Rajoy la parte central de su discurso de clausura del XV Congreso Regional del PP de Madrid. Y el presidente, a juzgar por su exposición, ve un presente muy negro y un futuro inmediato igualmente negativo, con nuevos recortes y ajustes para cumplir con lo que considera la máxima prioridad en este momento: cumplir con el compromiso de reducir el déficit al 3% en 2013. Sin embargo, lanzó un mensaje que rompe con el realismo más crudo al que el presidente recurre para analizar la situación de España. "El año que viene va a ser mejor que este 2012", espetó, aunque sin concretar en qué.

Mejores Momentos