Malestar entre los taxistas con la organización de Arco. Cabify en el ojo del huracán

Esta tarde veremos si finalmente se lleva a cabo el boicot que un grupo de taxistas estaría promoviendo entre los profesionales del sector para intentar bloquear los accesos a Ifema. Como protesta por la decisión de contratar a la empresa Cabify para los traslados durante la celebración de la feria de arte contemporáneo ARCO. La Federación Profesional del Taxi y la Gremial se desmarcan de esa movilización y llaman a la calma, aunque reconocen su malestar por la contratación de Cabify.

No solo no apoyan sino que condenan cualquier tipo de intento de colapsar los accesos a iFEMA. Las principales asociaciones del Taxi entienden que acciones de este tipo solo pejudican al sector. Pero todo este malestar, dicen los taxitas se debe a que llueve sobre mojado. El ayuntamiento, aseguran, ha contratado con una empresa que aunque está constituiida legalmente no presta todos sus servios dentro de la legalidad.

La gremial pide la dimisión del presidente de IFEMA Luís cueto, y preparan ya para el próximo 16 de marzo una concentración de dos horas frente a Cibeles. Mientras, la Federación se muestra partidaria de intentar antes llegar acuerdos con elAayuntamiento para que se cumpla la ley y para que el sector del taxi pueda dar un servicio más eficiente.

Mejores Momentos