Detenido un violento atracador al que se acusa de cometer 10 robos y abuso sexual en Pan Bendito

Agentes de Policía Nacional ha detenido a un violento atracador como presunto autor de diez delitos de robo con violencia e intimidación en el barrio de Pan Bendito, en el distrito de Carabanchel, y otro de abuso sexual. Según ha informado la Jefatura Superior de Policía Nacional, el arrestado cometía los atracos valiéndose de un cuchillo con el que intimidaba a sus víctimas para robarle los efectos de valor.

Además, en algunos de los robos llegó a realizar tocamientos en las partes íntimas de las mujeres. Siempre actuaba de madrugada para cometer los atracos y abordaba a mujeres que transitaban solas. La investigación se inició a principios del mes de junio cuando los agentes detectaron la comisión de varios robos con violencia e intimidación en la vía pública, así como un atraco a una farmacia, en la zona de la barriada de Pan Bendito.

Tras analizar las denuncias, los agentes constataron que el atracador era un único individuo que esgrimía un arma blanca para intimidar a sus victimas, siempre mujeres. Los robos eran cometidos "siempre por la misma zona geográfica "y su forma de actuar seguía un patrón establecido llegando a infligir sobre sus victimas una "gran agresividad e intimidación" para despojarles de sus efectos de valor.

En uno de los casos este individuo llegó a acompañar estas conductas con tocamientos de índole sexual, circunstancias que provocaron una "alarma social" entre las mujeres del barrio que diariamente y de forma ineludible debían transitar a diario por tales vías para acudir a sus puestos de trabajo.

Tras trazar un perfil de este individuo con los datos aportados por las victimas, los agentes lograron identificar y detener al autor de los hechos quien resultó ser un varón de 54 años de edad que recientemente había fijado su residencia en las inmediaciones del lugar donde cometía los atracos. Ya ha sido puesto a disposición judicial como presunto autor de diez delitos de robo con violencia e intimidación (uno de ellos perpetrado en una farmacia) y un delito de abuso sexual.

Mejores Momentos