Críticas políticas a lo que se considera una broma de ETA con los verificadores

Las víctimas de ETA han criticado duramente el respaldo de Iñigo Urkullu a los miembros de la denominada Comisión Internacional de Verificación, el Gobierno vasco defiende su labor y advierte de las consecuencias de someter a la sociedad vasca "a un estado de convulsión permanente" en relación con este asunto.

A Covite, denunciante en la causa, le parece lamentable que Urkullu se haya reunido con los llamados verificadores y cree que sus declaraciones ayer ante el juez Ismael Moreno destapan la farsa del desarme de ETA. Ana Velasco es miembro de la junta directiva del colectivo de víctimas.

Bildu acusa al Gobierno de Rajoy de hostigar judicialmente a los verificadores. El secretario para la paz y la convivencia del Ejecutivo de Vitoria, Jonan Fernández, ha instado a ETA y al Ejecutivo central a la reflexión para llevar a buen término el proceso de paz vasco.

Desde el Partido Popular un rotundo Esteban González Pons recuerda que el Gobierno no reconoce a la comisión de verificación y que no tiene nada que hablar con sus miembros ni con ETA.

UPYD en el País Vasco ha criticado a Iñigo Urkullu por viajar tan rápido a Madrid para mostrar su apoyo a los verificadores... un gesto que, según la formación, el lehendakari nunca ha tenido hacia las víctimas del terrorismo.

Mejores Momentos