Continúa el juicio por las tarjetas black con el enfado de los procesados ante los gastos imputados

El exconsejero de Caja Madrid en representación de CCOO Rodolfo Benito ha dicho en la Audiencia Nacional que las tarjetas "opacas" de Caja Madrid respondían a cuatro principios: estaban autorizadas, eran conocidas y estaban controladas y consentidas.

Durante su interrogatorio por parte del fiscal Anticorrupción Alejandro Luzón, Benito ha negado toda validez a las hojas excel en las que figuran los gastos efectuados y que forman parte del sumario, porque no se trata de extractos bancarios con las correspondientes garantías sino de "hasta tres documentos diferentes, tres hojas excel con firmas de personas diferentes". Lo único que reconozco de esas hojas excel, ha dicho, es el daño que me han hecho.

En cuanto a los cargos de que presuntamente habría realizado con la tarjeta de Caja Madrid, ha puntualizado que "no he estado nunca en una joyería, no he comprado nunca en un supermercado y no he pernoctado en hoteles de Madrid porque resido en Madrid". Más aún, ha insistido, entre los gastos efectuados figura un viaje a Bolivia, un país que asegura no haber visitado jamás.

OTROS EXCONSEJEROS DE CAJA MADRID ALEGAN ERRORES EN CÓMPUTO DE GASTOS CON TARJETAS

Los exconsejeros de Caja Madrid Alberto Recarte y José María Arteta Vico han sostenido en la Audiencia Nacional que no reconocen las hojas de cálculo excel, principal prueba del presunto delito de apropiación indebida del que se les acusa, ya que contienen multitud de errores. Según han dicho en el juicio por el uso de las tarjetas "opacas", las hojas de cálculo contienen gastos duplicados y cargos efectuados con tarjetas clonadas.

"Estamos hablando de que entre todos los aquí presentes hay entre 3.000 y 6.000 errores que Bankia no ha modificado, pues sabe que si cambia uno solo de esos datos va a tener que explicar cómo ha realizado ese excel", ha asegurado con contundencia Recarte, a quien se le imputan gastos que ascienden a 139.900 euros.

Especialmente crítico se ha mostrado el fundador de Libertad Digital al exponer su caso, en el que detectó "entre 60 y 100 errores" que convierte la prueba en un documento "tan poco serio que lo único que uno puede hacer es rechazarlo".

También ha afirmado que fue el secretario de la entidad, ya fallecido, quien le comunicó que "no necesitaba entregar las facturas" emitidas, y ha dicho que siempre pensó que "dos terceras partes" de los cargos efectuados los hizo "por gastos de representación por su actividad como consejero, que Caja Madrid podía haberse deducido si quería".

En la misma línea se ha mantenido Arteta Vico, que ha mostrado a la sala, presidida por la magistrada Ángela Murillo, "más de 200 anotaciones" reflejadas en la hoja de cálculo y que "están mal", ya que se trata de "gastos compulsivos" en electrodomésticos y telefonía efectuados en una época en la que "se clonaban mucho" los plásticos.

"El 8 de enero de 2004 voy a pagar con mi tarjeta en un restaurante y me dice un camarero que estaba inoperativa", ha dicho el exconsejero en representación del PSOE, que desembolsó 139.000 euros entre septiembre de 2003 y enero de 2010, y ha explicado que sólo entonces conoció que la caja la había anulado al detectar irregularidades.

DÍAZ FERRÁN GASTÓ "LA MITAD" DE LO QUE DICEN Y SÓLO PARA AGASAJAR A LOS EMPRESARIOS

El expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán ha dicho hoy que gastó con su tarjeta opaca la mitad de lo que se le atribuye, en todas las ocasiones en restaurantes del expresidente de la patronal madrileña Arturo Fernández y siempre para agasajar a empresarios, a los que les decía que "invita Caja Madrid".

Durante el breve interrogatorio al que le ha sometido el fiscal Anticorrupción Alejandro Luzón en la Audiencia Nacional, ha señalado que durante los seis años en los que fue consejero de la Caja -entre septiembre de 2003 y noviembre de 2009-, sólo efectuó gastos con la tarjeta durante el último año y medio.

En ese tiempo, durante el que desembolsó 94.000 euros, sólo la empleó para celebrar almuerzos y cenas en restaurantes propiedad de Arturo Fernández, con empresarios de Madrid y de otras regiones, ha dicho, pero ha enfatizado que únicamente reconoce la mitad de lo que se le atribuye.

"Reunía a empresarios en comidas y les iba aconsejando que abrieran (cuentas) en Caja Madrid. Yo creo que conseguí muchos clientes, y por eso pensé que no tenía por qué pagar de mi bolsillo. A todos ellos les decía, os invita Caja Madrid", ha explicado.

Durante su declaración, Arturo Fernández, al que se atribuyen 37.300 euros, ha relatado que Díaz Ferrán era un cliente "de toda la vida, que consumía en la cadena", donde hacía "muchas reuniones de trabajo", y ha explicado que entregaba en los locales, a cuenta de su facturación, unas cantidades fijas que luego se liquidaban.

Sobre esto, Díaz Ferrán ha alabado la "elegancia" de Fernández, ya que "casi siempre le pagaba por detrás y le debía dinero, esa es la realidad".

El que fuera presidente de la comisión de Control, Pablo Abejas, al que se le achacan, con tarjeta de Bankia, 0,99 euros en "instrumentos musicales, que no puede ser sino un silbato", ha negado validez a las tablas de excel; en su caso particular, no tuvo relación alguna con esta entidad, ya que pasó directamente de Caja Madrid a la Fundación que sucedió a la extinta caja.

Con la tarjeta de Caja Madrid, Abejas habría desembolsado 246.700 euros.

Asimismo, Luis Blasco Bosqued, exconsejero y expresidente de Telefónica Contenidos, que presuntamente gastó 51.500 euros, ha indicado: "Hasta que no tenga un justificante con mi firma no puedo reconocer nada" de lo que aparece en los listados.

Tanto el que fuera integrante del consejo a propuesta de CCOO, Pedro Bedía, como el exconsejero en representación del PP Darío Fernández-Yruegas, a los que se imputan desembolsos por importe de 78.200 y 69.800 euros, respectivamente, han puesto en duda la validez de los documentos de excel.

Rubén Cruz Orive, exconsejero a petición de IU, ha dicho que no reconoce los gastos pero que "eso no quiere decir que no haya gastado en conceptos o cantidades análogas" a las que figuran en los documentos, en los que se le atribuyen 233.700 euros.

También ha declarado hoy el exconsejero Jesús Pedroche, expresidente de la Asamblea de Madrid y exconsejero de Presidencia de la Comunidad, cuyos desembolsos habrían ascendido a 132.200 euros y que en 2007 solicitó a la entidad una copia de los mismos, lo que le permitió constatar que lo que incluía la entidad no coincidía con su propia contabilidad personal.

Mejores Momentos

Más de Ministerio de Justicia