Concentración contra la eliminación de los antidisturbios de la Policía Municipal

Más de un centenar de personas han protestado en la Puerta del Sol por el desmantelamiento de las Unidades Centrales de Seguridad (UCS) del Ayuntamiento de Madrid y para exigir a la Comunidad de Madrid una solución para los 2.500 agentes de las Brigadas Especiales de Seguridad (BESCAM).

En la protesta, convocada por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), se han escuchado cánticos contra el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, a quien el 16 de febrero dos centenares de manifestantes persiguieron e insultaron gravemente.

"Llama a las UCS, Barbero llama a las UCS", han coreado los manifestantes en referencia al desmantelamiento de una de estas dos unidades conocidas como antidisturbios, cuyos 150 agentes pasan a reforzar las unidades de distrito.

La decisión, según ha denunciado a los periodistas el responsable de CSIF en la Policía Municipal, José Luis Fernández Antón, se ha tomado sin consultar a los sindicatos cuando se trata de unidades que "han funcionado con una labor bastante buena de apoyo a los distritos y a los compañeros en situaciones de peligro" y ni son "represoras ni van ejerciendo violencia".

Fernández Antón, en declaraciones a los periodistas al inicio de la manifestación, ha comentado que la apuesta de Barbero de reforzar los distritos con los agentes de las UCS es "paradójica" si se tiene en cuenta su intención de crear una unidad central de agentes ciclistas.

Además, ha alertado de que las consecuencias de la decisión se verán cuando "lleguen las fiestas de los distritos o los macrobotellones", donde es necesario el apoyo de las UCS ante situaciones complicadas. "No es por desmerecer la labor que hacen los indicativos de distrito pero sí es un gran apoyo hacia ellos. Por ejemplo, en un local con 1.000 personas de aforo, si hay que desalojarlo esos indicativos no tienen las unidades suficientes", ha ejemplificado.

Además de la movilización sindical, CSIF también ha emprendido acciones judiciales contra el Ayuntamiento de Madrid por la modificación unilateral de las condiciones de trabajo de los agentes de las UCS. Con esta concentración, el sindicato ha exigido además a la Comunidad de Madrid la apertura de una negociación para resolver el futuro de los policías que a día de hoy integran las BESCAM.

"Desde CSIF entendemos que las condiciones laborales de los policías municipales y locales no pueden quedar al albur del gobierno de turno, ya sea en el Ayuntamiento o en la Comunidad", han denunciado desde el sindicato.

Mejores Momentos

Más de Ministerio de Justicia