La Comunidad prepara un protocolo anticontaminación que anticipará los avisos

La Mesa de calidad del aire de la Comunidad de Madrid ha iniciado los trabajos de mejora del protocolo regional ante episodios de contaminación con el objetivo de anticipar las actuaciones contra los picos de concentración de dióxido de nitrógeno como el que sufrió Madrid en pasadas semanas.

Las nuevas medidas del protocolo tienen como objetivo que la Comunidad no espere a llegar a la medida legal de 400 microgramos por metro cúbico de dióxido de nitrógeno (NO2).

En declaraciones a los medios tras la reunión de la Mesa, en la que participan diferentes administraciones y organismos, el consejero de Medio Ambiente, Jaime González Taboada, ha abogado por activar un primer nivel de alerta al alcanzar "180 ó 200" microgramos y un segundo a los 250 que permita activar "mecanismos de ayuda" para no llegara los 400 microgramos.

El consejero ha instado a los ayuntamientos de más de 100.000 habitantes a activar sus respectivos protocolos, que deben tener redactados por obligación legal. En caso de no poder prepararlos con sus propios medios, la Comunidad colaborará con ellos a nivel técnico, según ha indicado.

González Taboada ha añadido la necesidad de "intensificar la periodicidad de las reuniones", ya que la Mesa de calidad del aire se reúne una vez al año. La intención de la Consejería es que en los "momentos punta" se reúna "al menos una vez al mes"; y cuando no haya que activar el protocolo, "por lo menos tres veces al año".

Mejores Momentos