La Comunidad de Madrid cede un millar de viviendas públicas para familias desahuciadas.

Los ocupantes pagarán entre 40 y 200 euros de alquiler en función del nivel socioeconómico de cada caso.

Mejores Momentos