Arturo Fernández se toma un repiro como vicepresidente de la CEOE hasta que la justicia determine si ha incurrido en delito.

Pide un respiro

Mejores Momentos