Anorexia y bulimia encuentran en internet su escenario para su implantación

Internet sigue siendo un arma de doble filo. Enfermedades como la la anorexia y la bulimia encuentran su escenario para la promulgación en páginas webs que dan eco a la búsqueda de una perfección corporal distorsionada . A estas webs pro anorexia y bulimia se suman ahora aplicaciones en los teléfonos móviles que dificultan su localización.

A las paginas web que promueven la bulimina y la anorexia... se une ahora una potente red social. Grupos de WhatsApp donde participan decenas de usuarios, mayoritariamente mujeres, que se animan a no comer y además comparten consejos para bajar kilos rápidamente. Acceder a estos grupos no es difícil y solo hace falta encontrar algún foro en Internet donde se hable de ellos. El internauta solo debe pedir su ingreso facilitando su número de teléfono y esperar a que el administrador del grupo lo añada. Una vez en él, los participantes se "ayudan" y "motivan" a adelgazar siguiendo pautas destructivas.

Este nuevo sistema para promover estos trastornos resulta más privado que los foros convencionales, por lo que también es más difícil de detectar y/o denunciar. Son más peligrosos puesto que las respuestas se pasan más rápido entre los usuarios, incrementando así el porcentaje de personas que pueden sucumbir a estas enfermedades. Desde hace años esto sólo ocurría en Internet con foros y páginas webs específicas y que poco a poco se han ido eliminando fundamentalmente por la sensibilidad del proveedor de la web... porque desde Protégeles se sigue demandano una legislación específica que autorice el cierre de estas páginas.

Mejores Momentos

Más de Ministerio de Justicia