Ana Botella celebra su último pleno al frente de la Alcaldía de Madrid

Ha sido un privilegio ser la alcaldesa de todos los madrileños, suerte en el futuro, muchas gracias por todo y hasta siempre" han sido las última palabras pronunciadas por Ana Botella en el Pleno del Ayuntamiento, que ha celebrado la última sesión de la legislatura y de su mandato.

Ana Botella ha dicho a los concejales presentes en este pleno -convocado para aprobar las actas del anterior pero que cada final de legislatura se convierte en una sucesión de despedidas- que todos ellos han tenido "la suerte de pertenecer a una gran institución como es el Ayuntamiento de Madrid".

Y ha reconocido que ser alcaldesa de su ciudad, de la capital de España, ha sido "una de las cosas más gratificantes" de su vida y que se siente "orgullosa", pese a que "la legislatura ha sido como una montaña rusa".

Con aplausos de los concejales de todos los grupos, los del PP puestos en pie, después del discurso de Ana Botella, el presidente del Pleno, Ángel Garrido, ha levantado la sesión tras afirmar que "el libro de este mandato queda cerrado, el sábado se abre otro nuevo".

A tres días de que se constituya la nueva corporación, la todavía alcaldesa de Madrid, en funciones, ha dedicado sus primeras palabras al concejal socialista Pedro Zerolo, fallecido ayer y al que recordaba una rosa roja sobre su mesa, "que trabajó hasta el ultimo momento por hacer de Madrid una ciudad mejor. Descanse en paz Pedro Zerolo".

Después, "con la emoción propia del momento", según ha reconocido, ha agradecido a todos los miembros de la corporación su trabajo durante este mandato municipal, que ha calificado como "muy complicado".

Atragantándose aveces por la emoción, ha felicitado a los miembros de su equipo de gobierno y a todos los concejales del PP "por su entrega y su servicio en estos cuatro años" y ha hecho extensiva su "gratitud" al resto de ediles, especialmente a los portavoces.

Al socialista Jaime Lissavetzky le ha comentado: "cómo no vamos a disentir, sería terrible que no hubiéramos disentido, hubiera sido un problema si no hubiéramos disentido". A Ángel Perez, de IU, le ha dicho que "es de esas personas que crea buen ambiente" y ha añadido: "con independencia de la ideología, no coincidimos en nada, que le vamos a hacer, coincidimos en que hay vida después de la política".

Y a David Ortega, de UPyD y a sus concejales les ha deseado que tengan "el mayor de los éxitos en el futuro" en "todo aquello" que se propongan. También ha agradecido Ana Botella el trabajo de "todos" los funcionarios municipales y especialmente el del presidente del Pleno, Ángel Garrido.

De su mandato ha destacado que se ha hecho frente a la deuda "con absoluta determinación al punto de reducirla un 50%", que "Madrid ha seguido funcionando", que se ha trabajado por una ciudad "de oportunidades" y por "contribuir a la creación de empleo".

También, ha continuado, "por un Madrid cada día más dinámico, con un urbanismo flexible comprometido con el medio ambiente y volcado con la cultura y el deporte", en el que se han "priorizado los recursos para atender a quienes más lo necesitan".

A su juicio, hoy "Madrid está en marcha, está en el camino de convertirse en una de las grandes ciudades del mundo y se merece estar entre las mejores ciudades del mundo". "Para mi no ha habido nada más gratificante que servirles como concejal y como alcaldesa buscando en todo momento el interés general", ha subrayado.

Mejores Momentos