Los nacimientos descienden desde que comenzó la crisis. En 2012 crecieron las defunciones y aumenta la edad para ser madre.

La población envejece