Los mundos de Sara Andrés

Desde pequeña me ha gustado el deporte. Comencé haciendo kárate, aprendiendo disciplina y a la vez descargaba toda la energía que tenía. Después continué con el tenis y el frontón que practicaba en mi pueblo. No se me daba especialmente bien pero al ser bastante rápida llegaba con facilidad a las bolas.

De pequeña también era bastante movida y me gustaba escalar árboles, hacer piruetas por todos los sitios donde se podía e imitar a los mayores realizando ejercicios más complicados. Quería ganarme la admiración de los que estaban a mi alrededor siendo ágil y fuerte.

Cuando comencé a trabajar pude experimentar con un deporte al que desde niña tenia muchas ganas, la hípica. Para mi la hípica me llenaba de una manera increíble, me hacia soñar, me hacia fuerte y valiente. Me conectaba con el mundo natural y animal. Pero un día de 2011 mi vida cambió. Perdí mis pies. Y me encontré con la suerte de tener una segunda oportunidad y de volver construir mi vida.

Programas Completos

Más de El Desmarque