Los grandes se atascan

El Real Madrid salió goleado de un terreno maldito, el Ramón Sánchez Pizjuán ante el Sevilla (3-0), en una jornada en la que el Barcelona, remontado por el Leganés (2-1), se estrelló ante el que era colista de LaLiga Santander.

La primera derrota liguera de Julen Lopetegui llegó con rotundidad en el segundo pinchazo consecutivo a domicilio, tras San Mamés, sin su equipo manteniendo el tipo en los duelos grandes.

Carencias defensivas

El Sevilla bordó el fútbol en una primera mitad en la que atropelló al Real Madrid y sacó a relucir todas sus carencias defensivas. La espalda de Marcelo siempre atacada, sin respuesta del brasileño en acciones veloces que acabaron con un doblete de André Silva, con el que se convierte en el máximo goleador del torneo, y otro tanto de un Ben Yedder en racha. Todo con un recital del mudo Vázquez.

Saltó al Sánchez Pizjuán el Real Madrid conociendo el segundo pinchazo consecutivo de un Barcelona que entra en un bache. Pero el estadio del Sevilla es terreno maldito. Ahí ha perdido en seis de sus siete últimas visitas y engrandeció sus males. Sin actitud defensiva y un ataque que fue Gareth Bale y poco más. El poste impidió que el conjunto madridista se metiese en el partido en el primer acto y los intentos de reaccionar en el segundo fueron frenados por el VAR, cuando anuló un tanto de Modric.

El Barça se estrella en Butarque

El primer puesto sigue compartido con un Barcelona que suma un punto de los seis últimos y pagó caro en Butarque un exceso de confianza tras adelantarse pronto en el marcador con el gol del brasileño Coutinho.

No había ganado un partido el Leganés en cinco jornadas y lo hizo a base de orgullo, en un minuto para su historia, entre el 52 y el 53 cuando El Zhar empataba de un testarazo y Óscar no desaprovechaba un regalo de Piqué. Abandona el último puesto de la clasificación gracias al primer triunfo de su historia ante el Barcelona.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Real Madrid